Putas, esperadme, que yo también quiero…

,

,

,

,

,

Ser compañeras de piso es lo mejor que les ha pasado a estas tres chicas lesbianas, aunque no suelen ir contando por ahí que son tortilleras. Y no es que se avergüencen ni nada, es que simplemente hace tiempo que no tienen que salir a buscar chochetes en la noche, porque entre ellas se apañan muy bien. De hecho, de compañeras han pasado directamente a rolletes e incluso a amantes fijas, y no es extraño ver cómo se pasan en medio de la noche de un dormitorio a otro buscando sexo. O de día, en cualquier rincón de  la casa, aunque entonces alguna se enfada porque no la han avisado para montar un trio porno.

VIDEOS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas lésbicas. Datos legales