Ni loca voy a operar esas grandes tetas…

,

,

,

,

,

Acudir a una cirujana plástica para quitarse pecho ha sido una decisión difícil para esta paciente madurita, pero al fin se lanzó a hacerlo. Sin embargo, no contaba con que la doctora tuviera otros planes para ella, y no precisamente de carácter médico. Se ve que la facultativa es una bollera convencida, y que las mujeres tetonas le chiflan bastante. Así que cuando vio que su paciente de talla 120 quería reducirse el pecho, hizo todo lo que pudo para que se diera cuenta de cuánto placer podrían darle esas tetazas. ¿Y cómo fue? Con un poco de sexo lesbico, por supuesto.

VIDEOS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas lésbicas. Datos legales