Hacer las tijeras como reconciliación

Jovencitas

Nosotras somos mucho mas celosas que los hombres y tenemos el tremendo defecto de desconfiar por naturaleza. En cuanto observamos la más mínima posible traición saltamos como panteras sobre nuestra presa. Pero también cuando reconocemos que nos hemos equivocado, sabemos hacer las mejores y mas excitantes reconciliaciones que una persona pueda imaginar.

VIDEOS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas lésbicas. Datos legales