Esta sirvienta madurita se encarga personalmente de enseñarle sus funciones a la nueva criada, y parece que la primera es darle placer a su coño. Cualquiera diría que tendría que convertirse en amante del señor, o si me apuras de la señora, o incluso de los dos… ¿pero de la otra empleada del hogar? Pero así son las cosas, esta tetona lesbiana está de interna en la casa y tiene pocas oportunidades de follar, pero cuando vio entrar a esta guapa jovencita por la puerta, de inmediato pensó que la cosa iba a cambiar. Así que le mostró muy claramente cómo tenía que comerle el coño, y usar sus juguetes sexuales para que las dos acabaran corriéndose  como locas.

VIDEOS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas lésbicas. Datos legales