El secreto de mi madrastra

,

Desde que la mujer de padre vino a vivir con nosotros supe que tenía algo oculto en la mirada y eso entre las mujeres lo sabemos, nuestro instinto raras veces falla. Con el tiempo me di cuenta de que a mi padre no lo quería y siempre discutían por lo mismo pensando en que yo no los oía: el sexo. La otra noche mi padre tuvo guardia en el hospital donde trabaja y nos quedamos solas y después de un par de copas al fin descubrí lo que aquella madura tenía en mente…

VIDEOS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas lésbicas. Datos legales