No creas que estas dos chicas alemanas tardaron mucho en pasar de compartir casa a compartir cama. De hecho, ni siquiera han terminado de compartir cosas, porque, como ves, ahora hasta comparten los ratos de masturbación. Y no sólo eso: les encanta compartir la bañera mientras acarician sus cuerpos mojados la una a la otra; y al salir de ahí, pasan al dormitorio, donde compartes juguetes sexuales y hasta orgasmos. Yo creo que podríamos decir que son una pareja de lesbianas, pero a ellas no les van las etiquetas; siguen diciendo que son compañeras de piso, pero si sus coños se mojan nada más verse… creo que no es así.

VIDEOS RELACIONADOS

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas lésbicas. Datos legales